Consultas de Etología

Estas consultas están dirigidas a encontrar solución a un problema de comportamiento de un perro que influye negativamente en cualquier momento social o familiar, se necesita un diagnostico etológico especializado, y puede necesitar la ayuda posterior de un educador para la modificación de conductas indeseables.

Objetivos

Resolver y encauzar un problema de comportamiento de un perro (o de un gato).

Desarrollo

Tras la visita con el veterinario especialista se determina el problema existente, y se plantea la actuación a realizar, sea farmacológica o de modificación.

Puede requerir una visita a domicilio por parte del veterinario o del educador, se establece un número limitado de visitas para marcar pautas y corrección de errores de manejo. Estas sesiones tendrán una duración y periodicidad variable en función de cada caso, pudiéndose tomar como referencia la realización de una sesión de una hora cada semana durante tres semanas.

Tras estas visitas debe ser reevaluado en la clínica, y se marca el proceso posterior, sea refuerzo de sesiones o de mantenimiento.

Estos plazos se modificaran en función de la evolución de cada caso, pudiéndose ampliar si se considera necesario.

X